La zanahoria y el caballo

Otro megacontrato se ha adjudicado en nuestra localidad con la “sana” intención de ahorrarnos unos euros. Se trata de los servicios energéticos en el alumbrado público. ¡Que buenísimos son nuestros mandamases! que se preocupan por nuestros bolsillos, al menos es lo que quieren decir con su nota de prensa. Claro que luego nos acordamos de despilfarros como el parking y nos volvemos a cabrear. Es más, para evitar que se les fiscalice en este tipo de contratos y se les cuestione la legalidad han visto más fácil apartar de la mesa de contratación a quién puede molestar.
¿Se podrá comprobar por cualquier vecino que el ahorro real con este contrato de luminarias es cierto?, ¿Habrá a disposición de los ciudadanos una constancia del cumplimiento de las condiciones contratadas en el servicio? Probablemente no y tendremos que confiar en las buenas intenciones de nuestros gobernantes. En esta situación de completa opacidad tenemos algunos contratos más y ¿saben que significa eso? Pues si, que no les conviene que se destapen algunas vergüenzas.
¿Os acordáis de la nota de prensa tras la firma del contrato de basuras? Igualmente el servicio de basuras y limpieza viaria iba a mejorar notablemente a la vez que permitiría ahorrarnos un dinero. A la fecha ¿alguien ha visto reducido su recibo de basura?. Quién se está beneficiando realmente del ahorro?
Al igual que nuestro alcalde, nosotros también lamentamos el tiempo y coste que nos supone un contrato de basuras NULO que no se debería haber firmado o que debería estar subsanado desde hace mucho tiempo y con el que se estrenó nuestro alcalde en su cargo, pero parece que la situación irregular de los contratos en nuestro municipio les pone. El propio alcalde se comprometió a regularizar los contratos que desde las legislaturas anteriores estaban vencidos y prorrogados durante años. ¿Tiene intención de hacer lo mismo que su antecesor?
Pero vamos un poco más allá, la concesión de la gestión de abastecimiento de agua seguro que también nos supondría unas mejoras y ahorros importantes. Repito, ¡que buenísimos estos gobernantes que se preocupan de nosotros!. A día de hoy la recaudación integra por agua se la queda la concesionaria. En la “tramparencia” de nuestro ayuntamiento es imposible conocer los gastos del servicio, sin embargo, ¿Saben cuántos metros de tuberías de fibrocemento quedan en servicio aún en nuestro municipio?

¿Conocemos el detalle de los gastos de la concesionaria, obras, reparaciones, etc…? Sin dar cifras ¿alguien se cree a estas alturas que el total de ingresos anuales por el servicio de agua corresponde con los hipotéticos gastos que tenga la concesionaria?, es más, ¿alguien sabe cuánto se ingresa por el servicio del agua? Y como guinda, ¿quién paga realmente el Fondo Social de ayuda que anunció la concesionaria y con el que tan buenísimos aparentan ser también?
Nos sorprende que todavía hayan vecinos que se crean eso de los ahorros y mejoras. Pero claro, con la zanahoria por delante seguimos y seguimos. Además como por parte de la oposición, por acción u omisión, tampoco se hace gran cosa pues el rodillo sigue y sigue.
Piensen un poco, no es sólo que el ahorro prometido suele ser una milonga sino que la falta de transparencia y control hace que nuestros impuestos se vayan por el desagüe, algunos estamos un poco hartitos de buenas intenciones, pocos hechos y demasiadas omisiónes interesadas. Los contratos de servicios más importantes del ayuntamiento (agua, basuras, limpieza, parques, iluminación) están gestionados por empresas privadas y, mientras no nos demuestren lo contrario, sin control alguno por parte de quién corresponde y les aseguramos que son unos cuantos millones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies