¡¡Seremos cómplices si miramos hacia otro lado!!

Lo que aquí se expone es extrapolable a cualquier municipio de la Región, incluso de España, pero nos referimos a nuestro pueblo, Alcantarilla. Al mismo tiempo queremos hacerles ver la importancia de conocer las causas del problema y no solo las consecuencias ya que a menudo nos llegan comentarios (supongo que a vosotros también) sobre el mal estado de un parque, de una calle, de la falta de mantenimiento de esto o aquello, etc… pero la crítica se queda en eso, en una queja entre conocidos que concluye pensando que no se puede hacer nada.

Aunque resulte un poco “aburrido” todo parte del presupuesto municipal y por ello queremos explicar de forma sencilla lo que ocurre en nuestro municipio y que es según nuestro entender el origen de tan triste situación.

Al igual que si uno no hace mejoras o reformas en su casa, con el paso del tiempo y el uso termina deteriorándose, en un municipio hay que acometer pequeñas reparaciones de mantenimiento y a veces incluso intervenciones de mayor calado para que todo esté en condiciones pero ¿y si no hay dinero?, pues o hacemos “apaños” con lo que tengamos a mano (en caso de ser muy urgente) o no lo reparamos esperando que en un futuro cercano podamos disponer de los medios para ello.

En el presupuesto de 2016 la única inversión prevista era la terminación de la ampliación del CEIP Las Tejeras. Para ello contábamos con 300.000 euros que no sabemos si serán suficientes o volveremos a ver paralizadas las obras al filo de su terminación por falta de presupuesto. Sin embargo nos encontramos con una subvención a un Parking “ruinoso” por valor de 900.000 euros por poner un ejemplo y de los que no disponemos para otras cosas.

En varios post de Facebook y artículos en prensa aparecen los distintos partidos reclamando que se arregle una calle, que se arregle un jardín, etc…, actuaciones que requieren de un dinero que no tenemos. Esto no quiere decir que las actuaciones no sean necesarias, faltaría más. Son necesarias esas y seguro que más de las que se reclaman en los plenos, pero volvemos de nuevo al origen de nuestro problema: EL DINERO o mejor dicho EL PRESUPUESTO.

¿Qué ocurre en una familia donde se gasta por encima de sus posibilidades gastando dos sueldos cuando sólo entra uno? La respuesta es fácil o se ajustan o terminarán teniendo que pedir prestado. Nuestro Ayuntamiento está en el segundo caso, es decir, tuvo que recurrir a préstamos (Plan de Pago a Proveedores) para poder saldar una deuda que hasta el momento de pedir el crédito no se contemplaba. Alguien tenía escondidas en los cajones una cantidad de facturas de años anteriores que estaban pendiente de pago y amenazaban con una tormenta de pleitos y posiblemente de responsabilidades. A la fecha no nos consta que nadie haya pedido responsabilidades  por aquello. Igual tendríamos que solicitárselo a nuestros partidos para que se pusieran mano a la obra y depurasen esas responsabilidades.

Como íbamos diciendo, aquellos préstamos nos sumieron en una deuda de la que este año está previsto pagar 7.000.000 Euros aprox. entre intereses y principal. Siete millones que no tenemos para hacer inversiones, reformas, mantenimiento, etc…  y nos hacemos unas preguntas…

¿Porqué no se reclaman responsabilidades? ¿Y si a los responsables les hiciesen pagar una parte? ¿Y si dejáramos de repartir subvenciones millonarias como si fuésemos el Tío Gilito?

Por este motivo algunos decidimos ir al origen. Pensamos que solucionando ese origen podríamos acabar con las consecuencias. Por eso montamos el OCM para vigilar esas acciones que nos arrastran cada año a las mismas quejas, a la misma situación. Por eso se recurrieron los presupuestos de este año. Por eso volveremos a presentar alegaciones a los próximos si es necesario, y a los siguientes también.

Además nos gustaría que los partidos (presionados por sus bases) hagan lo mismo y además de presentar mociones solicitando actuaciones,  dediquen una pequeña parte de su esfuerzo a depurar responsabilidades, a controlar la gestión del Ayuntamiento. A denunciar donde proceda las prácticas “irregulares” que encuentren.

Quisiera unir dos frases que algunos deberían tener como máxima:

“La ignorancia no exime de responsabilidad” y “todo servidor publico debe denunciar las prácticas “irregulares” de las que pudiera tener conocimiento”

Para concluir que no todo es culpa de un partido ni sus ideales, ni de los que gestionan el Ayuntamiento ni de sus funcionarios ni de los “buitres” que se aprovechan de amistades y silencios. El mirar hacia otro lado en determinados asuntos le hace a uno cómplice de lo que no quiere ver.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies